miércoles, 27 de abril de 2011

A 3 metros sobre el cielo.

A 200 por hora, a toda hostia... No quiero enterarme de lo que pasa alrededor, pero de repente aparece alguien que te dice que aflojes y cuando aflojas te das cuenta de las cosas.
De repente ocurre, algo se acciona y en ese momento sabes que todo va a cambiar.
Es ahí cuando te das cuenta, de que las cosas solo ocurren una vez.
Y por mucho que te esfuerces ya nunca sentirás lo mismo, ya nunca tendrás la sensación de estar a 3 METROS SOBRE EL CIELO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada